martes, 25 de octubre de 2011

Una narración por medio de fotografías

Seguimos con las narraciones. Hoy se trata de contar una historia por medio de un collage de fotografías.
Para construir el collage vamos a utilizar la aplicación PixSmix, de muy fácil uso. Seguimos las instrucciones (están en inglés, pero se entienden fácilmente) y vamos colocando las fotografías que nos gusten en el orden que estimemos más adecuado, imaginando a la vez la historia que las fotos cuentan.
Una vez terminado el collage hay que guardarlo ("Save"). Copia la URL del collage y pégala en un archivo de texto.
Ahora escribe la historia que piensas que tus imágenes pueden contar. No olvides de elegir un título, un tipo de narrador, un personaje protagonista, una trama narrativa, el espacio donde sucede y el tiempo que transcurre. Deja volar tu imaginación desde las fotografías a la letra impresa.
Ya sólo te queda repasar el texto y enviarle el archivo a tu profesor.
Como modelo para tu trabajo te dejo aquí este texto y el collage correspondiente:

PESADILLA
Cuando dejé en el mercado el cargamento de sandías, melones y calabazas que había recolectado esa mañana no sabía que me iba a arrepentir de ello muy pronto. Todos me miraban escandalizados, como si no pudieran comprender mi atrevimiento, y alargaban sus brazos para cogerme. Comenzaron a perseguirme tantas personas que aquello parecía una carrera benéfica, donde el premio sería lincharme o, al menos, darme collejas hasta que me sangrara el cerebelo. Menos mal que conseguí subir a un tren de cercanías y alejarme del peligro.
Me sentía como un par de zapatos colgando de un cable de la luz. ¿Cómo había llegado hasta aquí? Echarme la culpa de lo que ocurría era como matar moscas a cañonazos.Era un payaso triste que no comprendía por qué se reían los demás.
Desde las ventanillas del tren podía ver cómo se iban formando cuadrillas para buscarme por los campos. Iban pertrechados de mochilas y otros utensilios, aunque yo sospechaba que además de cámaras fotográficas escondían armas. Al pasar sobre un puente, una muchedumbre enfurecida me descubrió dentro del tren y comenzaron a vociferar. Llamaba tanto la atención como un descapotable detenido ante un stop. Pensé en la posibilidad de protegerme de los golpes que llegarían poniéndome casco, rodilleras, coderas, o utilizarlos como disfraz para pasar desapercibido y escapar de ellos.
No sé el motivo, pero mientras el tren comenzaba a frenar para detenerse en la estación abarrotada de aullidos y personas, yo me veía en un yate con dos mujeres hermosas, bebiendo champán y disfrutando de la brisa marina. ¿El paraíso?


see it on pixSmix

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada