jueves, 19 de septiembre de 2013

¿Qué es hablar bien?

Todos tenemos una idea bastante genérica de lo que significa hablar bien. Muchas veces lo ligamos con el origen geográfico de una persona. Así, tendemos a pensar que una persona que proceda del Norte de España hablará mejor que alguien que utilice otra variedad. Pero, ¿cuántos estudiantes de secundaria de origen sudamericano desmienten esta creencia con su amabilidad, su sentido de la cortesía y del respeto, la dulzura a la hora de hablar,y el variado uso del léxico?


También lo relacionamos con su formación: así es frecuente considerar que cuanto más alto sea el nivel de estudios de una persona mejor será su capacidad de expresión oral. Pero el pueblo llano muchas veces también sabe expresar grandes verdades de forma sencilla, sin acudir a grandes metáforas ni a tecnicismos.


Por último, solemos entender que nuestra posición social y económica nos da mayor seguridad a la hora de expresar el mundo tal como lo concebimos. Así una vez, Lopera, el bombástico presidente del Betis,  les dijo a sus aficionados: vosotros tenéis la Palmera acolapsada ...


Pero, realmente, ¿una buena expresión oral depende del origen geográfico, del nivel cultural y de tu estrato socioeconómico? Y, de la expresión oral en otra lengua, qué me decís? ¿Es que por el simple hecho de hablar en otra lengua estamos excusados para usar una expresión oral catastrófica? ¿Nos lo podemos permitir realmente?







ACTIVIDAD: después de visisonarlo, responde a las siguientes cuestiones:

1.- ¿Cómo es la expresión oral de la interlocutora?

2.- Señala sus principales virtudes o defectos.
3.- ¿Creéis que este discurso tuvo relación con el éxito o fracaso de la empresa que defendía?
4.- ¿Es importante para vosotros expresaros bien, o solo se deben preocupar los ciudadanos adultos?

Después de responder a estas cuestiones, leed con atención el siguiente artículo del periódico El País, publicado el viernes 13/09/2013, y que fue uno de los más leídos en la versión digital del periódico durante el fin de semana.

ACTIVIDAD: formad grupos de 4, y a partir de la lectura del artículo de El País, realizad las siguientes tareas:
5.- ¿Estamos los españoles peor dotados que otras naciones para la oratoria?
6.- ¿Qué consecuencias puede tener una mala expresión oral?
7.- ¿Por qué es importante una buena expresión oral en inglés?
8.- A partir de la lectura del artículo, proponed un mínimo de cinco medidas para mejorar vuestra

expresión oral.
9. Haced una puesta en común de vuestras conclusiones en la pizarra y consensuad con el resto de  compañeros cinco medidas, como mínimo, para mejorar la expresión oral de la clase  

ACTIVIDAD: observad los siguientes vídeos

1.- El Gran Dictador. ¿Habéis escuchado alguna vez la expresión vibrante discurso? Después de ver este fragmento de la gran obra de Charles Chaplin (1940) ya no olvidarás nunca lo que significa.




2.- Julio César. Solo para los irreductibles de las antigüedades clásicas, de los griegos y romanos, a través del filtro maravilloso de Shakespeare y del mejor Mankiewicz. No es el fragmento deseado, pero solo verlo causa espanto …




También podéis utilizar esta presentación que hizo mi compañero Nacho Gallardo hace unos años

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada