lunes, 12 de diciembre de 2011

Debate

Los debates son una manera muy frecuente de intercambiar argumentos de forma ordenada. Os propongo que organicemos dos debates a la manera de los Clubs de Debate que existen en Estados Unidos.

Para ello vamos a formar cuatro pequeños grupos de 3-4 personas, que trabajarán sobre alguno de estos temas:

1.- Las celebraciones de la Navidad.

2.- Los programas del corazón.

Los temas se sortearán entre los grupos, de modo que haya dos grupos trabajando en cada tema. Cada grupo debe preparar suficientes argumentos para sostener las dos posturas posibles del tema, pues a la hora de realizar el debate se sortearán los puntos de vista que debe adoptar cada uno.

Una vez sorteadas las posturas, comenzará el debate. Habrá un moderador o moderadora (miembro de uno de los grupos que no están participando) que controlará el tiempo y distribuirá los turnos de palabra. Cada grupo dispondrá de cinco minutos para establecer las líneas generales de sus planteamientos sobre el tema, debiendo participar en esta intervención todos los miembros del grupo. Posteriormente se dispondrá de tres nuevas intervenciones de dos minutos cada una para reforzar las posturas (las tres protagonizadas por distintos miembros del grupo). Finalmente, se hará en un minuto una conclusión recordando los aspectos más importantes que se hayan tratado.

Los compañeros y compañeras que participan como público serán los encargados, una vez finalizado el debate, de indicar qué grupo ha sido, a su juicio, el vencedor, y asignar una calificación a ambos grupos.

Para preparar el debate deberéis buscar información en Internet que os sirva para apoyar vuestros planteamientos. Emplearemos dos sesiones de clase para elaborar las argumentaciones. Todos los miembros del grupo deberán conocer los distintos argumentos que haya generado el grupo, pues su intervención puede ser necesaria en cualquier momento. El próximo lunes se celebrarán los debates.

Con idea de no quedaros en blanco durante el debate, es conveniente tener preparados y escritos los distintos argumentos. Un argumento es más fuerte si se ajusta a un tipo determinado. Esta tabla (tomada de la página Trivium) os ayudará a construir argumentos fuertes y convincentes para defender vuestras posturas.

Tipos de argumentos
Autoridad Se acude a un experto o persona reconocida para apoyar la opinión.
Calidad Valora lo bueno frente a lo abundante.
Cantidad Lo que la mayoría piensa o hace funciona en ocasiones como argumento. La mención del sentido común se incluye en esta variante.
Científico La autoridad o el prestigio científico puede servir para apoyar un pensamiento.
Estético Lo bello se valora sobre lo feo.
Existencial Se prefiere lo real, verdadero y posible, frente a lo inexistente, falso o imposible.
Experiencia personal Lo visto y vivido personalmente funciona en ocasiones como argumento. Conviene no abusar del mismo.
Hecho Basado en pruebas constatables.
Hedonista Identificable con el carpe diem latino: La idea se justifica en razón de la necesidad de vivir la vida.
Justicia Lo justo debe prevalecer sobre lo injusto.
Moral Las creencias éticas socialmente aceptadas puede ayudar a justificar una opinión.
Progreso La novedad y lo original son claves del progreso y son valorados frente a la tradición.
Salud Se valora lo saludable y beneficioso frente a lo nocivo y perjudicial.
Semejanza Se defiende algo en razón de ser muy parecido a otro elemento que nos convence.
Social Hay ideas socialmente admitidas que funcionan de forma parecida a los argumentos de autoridad.
Tradición El peso de la tradición puede servir para confirmar nuestras ideas. Es la antítesis del argumento de progreso.
Utilidad Se valora lo útil, necesario y eficaz, frente a lo inútil, ineficaz o peligroso
Ad hominem Se admite o rechaza un razonamiento no por sí mismo, sino en función de la persona que lo expresa.



Imagen de natalia & gabriel en Flickr

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada